martes, 5 de noviembre de 2013

KEANU REEVES Y UNA VIDA MUY TRISTE...

Cuando actúa, siempre le toca jugar el papel de héroe y lo hace muy bien. Sin embargo, fuera de la ficción, en la realidad su vida es un drama que no puede controlar. Proviene de una familia problemática. Su padre fue arrestado por tráfico de droga cuando él tenía 12 años y su madre era stripper. Su familia se mudó a Canada y ahí tuvo varios padrastros. Sus padres se separaron cuando tenía 2 años, y desde entonces sólo volvió a saber de su padre contadas veces a lo largo de su vida, como a los 13 años, cuando lo fue a visitar a su hogar en Hawaii y, algunos años más tarde, cuando leyó en los diarios que había sido sentenciado a diez años de cárcel por posesión y tráfico de cocaína y heroína. Fue esa situación de "desorden familiar" lo que hizo que Keanu consolidara un vínculo más que estrecho con sus hermanas: Karina y -especialmente- Kim. "Sólo nos tuvimos el uno al otro", repite ella, la mejor amiga y la confidente del astro de cine. No en vano, durante la ceremonia de entrega de los premios Oscar del año 1998, Reeves reveló ante millones de espectadores todo su amor por su hermana. "Ella es una mujer muy especial, quizás la más especial de mi vida", afirmó. En sólida pareja con Jennifer Syme, Keanu Reeves parecía encarrillar definitivamente su vida con un hijo en camino… Pero el primer golpe a su ilusión ocurrió en febrero de 2000: su novia perdió el embarazo en el séptimo mes. Y cuando todavía estaba tratando de salir de una profunda depresión, apenas 14 meses después, Jennifer, de 29 años de edad, falleció a causa de un accidente automovilístico, tras volcar con su camioneta en una autopista de Los Angeles. Desde entonces Keanu evita las relaciones serias y no quiere tener hijos. Él es una de las pocas estrellas de Hollywood que no poseen una mansión. Dice: "Vivo en un piso, tengo todo lo que necesito a todas horas.. ¿Porque iba a vivir en una casa vacía? Uno de sus mejores amigos, River Phoenix (el hermano de Joaquín Phoenix), murió de sobredósis. Éste mismo año Keanu fue arrestado. Su hermana pequeña tuvo leucémia. Hoy está curada, y él donó el 70% de sus ganancias de la película Matrix a hospitales que tratan la leucémia. Llegó a expresar sus intenciones de abandonar su carrera para dedicarse a cuidar a su hermana. "Si tengo que hacerlo para siempre, también estoy dispuesto -confirma-. Yo la amo y voy a hacer todo lo necesario para que pueda estar bien" La tragedia se implantó en la vida de Keanu Reeves como una maldición de la que no puede escapar. En uno de sus cumpleaños, fue a una pequeña pastelería y se compró una tarta, que empezó a comerse solo. Cuando se le acercaron unos fans, habló con ellos y les ofreció un trozo. No tiene guardaespaldas, y no se viste con ropa de lujo. Cuando le preguntaron por qué estaba siempre melancólico, dijo: "Tu necesitas estar feliz para vivir, yo no."

3 comentarios:

Alejandra Esther Dìaz dijo...

El esta resistiendo como mejor puede... espero que pronto obtenga la paz y tranquilidad que tanto necesita...de todo corazón.

Mercedes Carrasco dijo...

A mi me encantan sus peliculas. Me duele mucho por lo que el ha pasado. Deberas que hay personas que tienen un problema tras otro y nosotros a veces nos quejamos, pero cuando vemos los problemas de los demas, estamos seguros que nosotros no tenemos ningun problema que no es nada a diferencia de otro. Ojala que siempre busque a Dios. En el encontrara la fortaleza que nesecita para vivir feliz. Sinceramente una admiradora.

angela saavedra campioni dijo...

Lo admiro y lo quiero.-Imagino su vida,tanto sufrimiento!Deseo de corazon,encuentre la felicidad y pueda consolidar una familia que le de mucho amor y confianza.Pienso que a pesar de ser un actor famoso,necesita que lo hagan realmente feliz!!!